VOLUMEN III, 3 DE ENERO, 1965, NÚMERO I

Nota del redactor: Por el momento, sólo contamos con unas ocho de las doce páginas originales de esta edición.

Tu Estás Muerto

Decidles que se Juntan con la Iglesia

El Gobierno de la Iglesia

El Ministerio de Juan el Bautista

Del Campo de Labor

 

TÚ ESTÁS MUERTO

En Apocalipsis 3:1, el apóstol Juan escribió: "Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: "El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto".

El Nuevo Testamento pone gran énfasis en la necesidad de que la iglesia de Cristo debe estar llena de vida. Nosotros somos los hijos del Dios viviente (Rom. 9:26). Su palabra es rápida y poderosa, y más afilada que cualquier espada de dos filos (Hebreos 4:12). Hemos nacido a una fé viva por la resurrección de Cristo (1 Pedro 2:5). "Cristo vino para que pudiésemos tener vida más abundante (Juan 10:10). El es "la vida". El es "nuestra vida" y "quien tiene al Hijo tiene vida" (Juan 14:6; Col. 3:4; 1 Juan 5:12). Con tal énfasis en la vida, debería conmovernos el imaginar toda una congregación de gentes de Dios que ha muerto.

Todos nosotros asociamos una idea de tristeza con la muerte. Cristo también la tuvo (Juan 11:35). Una de las más grandes tristezas que brinda la vida se relaciona con la muerte. Pero no hay nada tan triste como la muerte de una congregación de la iglesia de Dios.

Aparentemente la iglesia en Sardis habla muerto casi sin darse cuenta. Los hermanos de la región no lo sabían. Si uno hubiera viajado en el Asia Menor más o menos al final del primer siglo y hubiera preguntado a los discípulos de una congregación vecina sobre el progreso de la iglesia en Sardis, probablemente habrían dado un informe deslumbrante. Tenían nombre de vivos pero estaban muertos.

No hay duda de que hay algunas congregaciones muertas en el día de hoy. Algunas vendieron sus edificios y dejaron de reunirse. Pero muchas que no han llegado a eso pueden estar muertas a los ojos del Señor.

Hay muchas cosas que pueden ocasionar la muerte de las iglesias. La iglesia muere cuando descuida su obligación de enseñar. Cuando rechazamos el conocimiento, el Señor nos rechaza a nosotros. Lo que somos y que seremos está determinado en gran escala por nuestro conocimiento. Los cimientos de la fé son la doctrina. Nadie puede ser cristiano sin instrucción. La visión de una iglesia, su espiritualidad y su obediencia a Cristo no puede ni podrá exceder a la profundidad y al poder de su enseñanza. ¡Muchas iglesias no son iglesias crecientes porque no son iglesias que enseñan! Cristianismo sin enseñanza es igual a cero. Es por esa razón que el Señor y sus discípulos pusieran tanto énfasis en la necesidad de enseñar y en la necesidad de aprender.

Las iglesias mueren por falta de apropiada dirección. Es muy notable comprobar que en el Antiguo Testamento, como regla general, cuando los jefes eran buenos la gente era buena. En cambio, cuando los jefes se corrompían, muy a menudo el pueblo también se corrompía. En algunas congregaciones, el predicador o los ancianos o otros miembros están muertos y no lo saben. Algunos tendrán a la iglesia corno aplastada o hacia atrás hasta que los hermanos se den completamente por vencidos o intenten algo desesperado. Ambos casos son malos. Necesitamos hombres de visión y fe que encabecen el camino. Cuando no tenemos esa clase de dirección la iglesia sufrirá.

Las iglesias mueren porque se niegan a ser diferentes del mundo. El mundo es carnal y ellas son carnales. El mundo es inmoral y ellas son inmorales. Al mundo nada le importa, a ellas tampoco. Cristianos declarados visten, actúan y hablan igual que las clases más disolutas del pueblo del mundo y luego se preguntan porqué la iglesia tiene una época tan difícil. Cuando la iglesia pierde su dirección claramente señalada por Dios, no sirve para nada sino para ser arrojada fuera y pisoteada de los hombres, y eso es lo que generalmente le sucede.

Las iglesias mueren por división e inestabilidad. El Señor previno que un reino dividido contra si mismo seria llevado a destrucción, y que una casa dividida contra si misma no permanecería. La iglesia es ambas cosas, un reino y una casa. Algunas veces los hermanos se estrellan de cabeza en problemas, pensando que pueden sortear esto. El Señor es crucificado nuevamente cuando hombres egoístas y tontos tratan de imponer ideas no Cristianas. ¡Los problemas pueden matar a la iglesia!

Las iglesias mueren de auto-satisfacción. Muchas veces el trabajo no es mejor porque los hermanos consideran que ya es bastante bueno. Toda clase de excusas se hacen y se culpa al mundo por no obedecer un Evangelio que aún no le hemos enseñado. Los hermanos en tales iglesias no ven la necesidad de obtener mayor desarrollo. Es muy dudoso que Dios esté muy satisfecho con cualquier iglesia que está satisfecha de si misma.

Las iglesias mueren de codicia. Algunos son inclinados a pensar que la iglesia primitiva operaba sin dinero y que las peticiones y necesidades de dinero son innovaciones de los últimos cincuenta años. Probablemente algunos piensan que Pablo vivió miserablemente en algunos navíos, o que habitaba en una cueva aquí y allá a lo largo del camino, y que para mantenerse, mataba algunos conejos que halló alguna ensalada en algún rincón, para su comida. Aparentemente la única iglesia en el primer siglo que tuvo tal filosofía fue la iglesia de Corinto. Debemos ser cuidadosos con los fondos de la iglesia, y gastarlos sabiamente, pero los hermanos pueden ahogar a la iglesia amarrándose la bolsa. Y no podemos pretender pobreza cuando somos mezquinos para ayudar a la iglesia, eso solo es codicia.

Las iglesias mueren por falta de fe. Muchas veces no tenemos suficiente fe para ver más allá de nuestras propias fuerzas y recursos. Tenemos miedo que Dios nos abandone justamente en medio de un buen plan. A menos que confiemos en un poder superior al nuestro, estaremos caminando sin fe y la iglesia puede morir mientras estemos haciendo esto.

Las iglesias mueren de negligencia. No es necesario que tengamos vándalos para derrumbar su propiedad, basta con la negligencia para obtener el mismo resultado. Un labrador no necesita sembrar en medio de yerbas nocivas. Solamente basta que no les de importancia para que lo arruinen. Hermanos, no es necesario que nos dediquemos abiertamente en hacer actos destructivos para arruinar la iglesia. La negligencia puede matarla rápidamente.

La cura para una iglesia muerta es la consagración individual. La fuerza espiritual de la iglesia es iguala la suma de la espiritualidad de sus miembros. Las congregaciones mueren porque los Cristianos mueren. Si esperamos dedicación en los demás, debemos estar dispuestos a tenerla nosotros mismos. Las tareas delante de nosotros exigen fuerza y vida, y si deseamos participar en las recompensas, debemos participar también en los sacrificios.

escribe Harris Lee Goodwin, 1965

 

Decidles que se Junten con la Iglesia

Saulo de Tarso "se juntó" a la Iglesia en Jerusalén. Lea acerca de esto en Hechos 9:26-28. "Y como vino a Jerusalén, tentaba de juntarse con los discípulos; mas todos tenían miedo de él, no creyendo que era discípulo. Entonces Bernabé, tomándole, lo trajo a los apóstoles, y contóles cómo había visto al Señor en el camino, y que le habla hablado, y cómo en Damasco había hablado confiadamente en el nombre de Jesús. Y entraba y salía con ellos en Jerusalén".

Nosotros hemos predicado firme y verdaderamente que una persona no puede "juntarse" con la Iglesia de Dios, ya que primeramente debe nacer en la familia de Dios por medio del nuevo nacimiento. "Respondió Jesús y díjole: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez no puede ver el reino de Dios (Jn. 3:5)”. Las personas son "añadidas" por Dios a Cristo y a la Iglesia cuando ellas son salvas, cuando verdaderamente creyeron y fueron bautizados (Hechos 2:47). Pero hay un sentido Bíblico por medio del cual uno debe "juntarse” a la Iglesia. El juntarse a la Iglesia no hace a una persona cristiana en la misma forma como no se convierte uno en doctor juntándose a un grupo de doctores o conversando con ellos. Todo cristiano debe confraternizar con Cristo y habitar en Cristo, la cabeza de la Iglesia.

Son demasiados los cristianos que se van a otras comunidades y se alejan de la Iglesia. Ellos solo asisten a algunas congregaciones corno visitantes ocasionales. Muchas personas salen al extranjero o se van a otra ciudad y no sienten ninguna responsabilidad con la Iglesia en su nueva residencia y solo se sienten obligados a la Iglesia en su ciudad natal. Debieran comprender que su obligación es el "juntarse" con la Iglesia en donde ahora viven tan pronto les es posible encontrar una fiel congregación.

Las Iglesias necesitan el estímulo y la ayuda de todos los cristianos. Pero más que esto, cada cristiano individualmente necesita el compañerismo de los otros miembros de la Iglesia. Los discípulos de Cristo deben estimarse unos a otros: "Un nuevo mandamiento os doy: que os améis los unos a los otros: como os he amado, que también os améis los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros".

"Y nosotros tenemos este mandamiento de el que el que ama a Dios ame también a su hermano". Por lo tanto, Dios ha ordenado que debemos juntarnos para adorarle; que nosotros debemos edificarnos unos con otros a través de la enseñanza y del amor; que debemos llevar las cargas ajenas; que tenernos obligaciones muy similares a aquellos que tienen los ojos y los oídos en relación con otras partes del cuerpo físico.

Si, Pablo se "juntó" a la iglesia en Jerusalén. Ayudó a Febe a juntarse con la Iglesia en Roma por medio de la recomendación que hizo en su carta. Tener nuestro nombre en la lista de nuestra Iglesia en nuestro país, no es suficiente. Debernos asegurarnos que nuestros nombres estén escritos en el Libro de la Vida y que nunca sean borrados de él. Seguramente el Libro de la Vida contiene los nombres de muchos sinceros hermanos y hermanas en Cristo pertenecientes a muchas congregaciones. Nuestras relaciones con los otros cristianos no deben terminar en el limite de nuestra ciudad. Aquellos que proceden en esa forma se privan de una gran fuente de bendiciones y de fortaleza que Dios ha provisto.

Por lo tanto instruyan a los miembros acerca de la necesidad de "juntarse" (o identificarse ellos mismos) con la Iglesia en su nueva comunidad. También el enviar a la nueva congregación una carta introducción y recomendación es una buena práctica de acuerdo con las Escrituras. DECIDLES QUE SE JUNTEN CON LA IGLESIA

 

EL GOBIERNO DE LA IGLESIA

Por David Cárdenas Cárdenas, Monterrey, N. L.

INTRODUCCION: La Palabra ORGANIZACION, según el diccionario de la lengua española, "Es la acción de organizar" y "organizar" es: “equipar con órganos, es decir, poner en orden los órganos para que su función sea efectiva y correcta".

LA IGLESIA ES UN ORGANISMO VIVIENTE porque es el cuerpo de Cristo (Efe. 1:23) "la cuales su cuerpo" y como cuerpo espiritual, es un organismo compuesto de muchos miembros puestos en orden para que funcionen bien, "Esto es el gobierno".

¿QUIEN ORGANIZO LA IGLESIA? "Mas ahora Dios ha colocado los miembros como quiso cada uno de ellos en el cuerpo... Pues vosotros sois el cuerpo de Cristo y miembros en parte" (1 Cor. 12:18, 27). "Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas ... “ v. 28 - razón suficiente para creer que Dios organizó la iglesia.

Una organización es un cuerpo formado en su totalidad por partes completamente independientes, y a la vez coordinadas para una acción UNIDA.

Una organización formada por hombres seria gobernada por el hombre, es decir separada de origen y autoridad divina. Preguntamos: ¿Podrán las iglesias de Cristo establecer tales organizaciones, y a la vez mantenerlas en su totalidad como un medio de hacer cualquier parte de la obra en ellas?

El gobierno en ellas fue conferido a Cristo, recordemos esto - porque Cristo es la cabeza: "Y él es la cabeza.. . " (Col. 1:18; Efes. 1:22) por lo tanto El es quien la gobierna. En esta forma se entiende que, la iglesia es una ORGANIZACION divina porque (1) Fue diseñada por la sabiduría de Dios (Hechos 2:1-47); (2) Fue establecida por el Señor en un fiel cumplimiento al deseo y orden Suprema (Dios) "para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora notificada por la iglesia a los principados y potestades en los cielos, conforme a la determinacion eterna que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor"; (3) Es la casa o habitación donde Dios habita vive, y se glorifica por medio del Espíritu Santo (Efes. 2:19, 22) "Así que ya no sois extranjeros ni advenidizos, sino juntamente ciudadanos con los santos y domésticos de Dios. Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo; en el cual compaginado todo el edificio, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en el cual vosotros también sois juntamente edificados, para morada de Dios en Espíritu" (Compare 1 Cor. 3:16, 17; 6:19, 20); (4) Se compone de hombres y mujeres, redimidos por medio de la sangre de Cristo ya añadidos puestos por Dios en la iglesia (Hech. 2:47; 20:28; Efes. 5:25- 27); (5) Está edificada sobre un fundamento divino (Mat. 16:16-19; Isa. 28:14, 18; 1 Pedro 2:6; 1 Cor. 3: 1 l); (6) Es gobernada por autoridad divina, siendo Cristo la cabeza sobre todas las cosas a la Iglesia (Efes. 1:22, 23). El Nuevo Testamento manifiesta y aclara sin lugar a dudas que Cristo es "El Mediador entre Dios y los hombres" (1 Tim. 2:5). Es, pues, la única regla de fe y práctica, sus leyes son las Escrituras (Heb. 9:15, 17; 10:9, 10, 19, 22;2 Tím. 3:16, 17; Rom. 15:4); (7) Tiene un Plan y arreglo divino "Y así* mismo constituyó a unos ciertamente apóstoles y otros profetas, y otros evangelistas y otros pastores, y doctores, para perfección de los santos, para la Obra de ministerio para la edificación del cuerpo de Cristo (Su Iglesia) (Efes. 4:11, 12; l Cor. 12:18); (8) Se le ha dado una misión que cumplir por parte de Dios en las palabras de Cristo "El que es de Dios, las palabras de Dios oye. . . " (Juan 8:47; Efes. 3:10)". "Si empero permanecéis fundados y firmes en la fe y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oido; el cual es predicado a toda criatura que está debajo del cielo... (Col. 23:28; 1 Pedro 2:5, 10: (9) La iglesia espera su final destino de acuerdo con la promesa divina (1 Pedro 1:3-5; 2 Tés. 1:10; Col. 1:27).

En las organizaciones humanas no encontramos tales características. Hablamos de religión y en tales conceptos encontramos errores funestos e incalificables. ¿Por qué ? ¿Es acaso Dios un Dios de error? ¿Es acaso un Dios falible? Es de suponerse que Dios dio a la iglesia forma orgánica como lo hizo en el principio, ya que el mundo era "sin forma y vacío" (Gen. 1:1). Por lo tanto, este sistema no fue posible que permaneciera, y Dios le dio forma orgánica. Es decir un sistema y orden de creación, por medio de leyes naturales. Así Dios no ha dejado su iglesia sin forma y vacía, sino que le ha dado un sistema de orden por medio de leyes espirituales (1 Cor. 12:18-29; Efes. 4:11).

En el gobierno de la iglesia tenemos un patrón o linea que seguir. Los dirigentes de las distintas congregaciones (predicadores) en las iglesias del Señor deben tener características efectivas, cualidades.

1) Conocimiento. Las horas de estudio en las Escrituras, nos dan el conocimiento "Entre tanto que voy ocúpate en leer. . . " (1 Tim. 4:13). No basta saber predicar. Lo importante es "hablar al pueblo las palabras de esta vida" (Hech. 5:20; 20:20-27) como el doctor es responsable, así el predicador y aún más tratándose de un asunto espiritual.

(2) La mentalidad. Es decir razonar bien, pensar claramente, considerar el asunto y llegar a una conclusión lógica, reconocer las falsas doctrinas, y contestarlas afirmativamente.

(3) El Valor. La timidez destruye el bien que el predicador puede hacer. El predicador tímido no imita a Cristo que fue llamado "El León de la Tribu de Judá". Si estamos esclavizados por el temor a los hombres, es mejor no principiar ninguna obra. Seamos mejor otra cosa, y no predicadores (Hech. 4:13, 29, 31; 27:29; 14:3; 18:3).

(4) La realidad. Siendo siervos del pueblo, tenemos que vivir con ellos, tratar de sus problemas, ser muy prácticos en las predicaciones, así como en las instrucciones personales. Recordemos que la REALIDAD es un requisito indispensable, la mayor parte de las predicaciones oídas, no toca la vida de la gente, no trata como debe los problemas humanos, al ir a la reunión, falta en ocasiones el espíritu de la realidad.

(5) Ser Originales. No debemos repetir siempre lo mismo, como un loro.

(6) La Sinceridad. La necesidad urgente hoy día es que seamos sinceros. No creamos que el púlpito tiene algo de común con el teatro, por lo tanto no debemos de exagerar. El teatro exagera, el púlpito instruye.

(7) El Carácter. Sin esto no somos nada y nada con seguridad podremos hacer por la causa de Cristo. Antes de dar a conocer a Dios, tenemos que conocerlo nosotros mismos. Para ganarnos la confianza de los que nos escuchan se necesita carácter.

El cristiano en lo general debe tomar en cuenta este carácter porque somos "un Cuerpo y somos llamados para una misma esperanza ... " (Efes. 4:4). "Somos muchos miembros empero un Cuerpo..." (1 Cor. 12:20-27).

¿Podremos encontrar diferencia entre lo divino y humano? "No por carne ni sangre" (Mat. 16:17, estas palabras del Señor divide la opinion que el hombre traza. Una linea de distinción es trazada en asuntos de Fe, Práctica, Culto, y organización.

Moisés siguió: "El dechado dado por Dios para hacer el tabernáculo" (Heb. 8:5; Exo. 25:40). Los sacerdotes ministraban (Heb. 9:6) esto fue una figura o sombra del más sublime tabernáculo que el Señor asentó y no hombre (v. 8, 9-23). "Si Dios no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican" (Sal. 127:1; Mat. 7:21). El cristiano ora a Dios por la Unidad. Su base, Cristo - siendo su único credo y la Biblia la única regla de Fe y Práctica (1 Pedro 4:11).

La organización de la iglesia es un gobierno y orden establecido, ya que los primeros cristianos adoraron así*. El Nuevo Testamento no dice nada de otro modo (Hech. 14:23) como lo fue en Efeso, Hech. 20:17-28. "Si alguno a su parecer es profeta o espiritual reconozca lo que está escrito, porque son mandamientos del Señor" (1 Cor. 14:33, 40). Sigamos pues las instrucciones ya dadas (1 Tim. 3:1-8,12-13).

Algunos de mis hermanos han violado este gobierno, adulteradolo y menospreciado ¿Con qué propósito? Algunos han discutido y defienden su teoría sobre Hechos 6:6. Aclaramos que este pasaje no autoriza el que sean nombrados diáconos por la congregación, ni por ningún predicador. Ellos solamente fueron elegidos por la iglesia, es decir reconocidos, como los que podían ser capaces de la responsabilidad. A ellos conferida por la imposición de las manos y la aprobación apostólica. Si tomamos este modelo "Erráis ignorando las escrituras y el poder de Dios". Recordemos que el predicador para conformarnos con él no tiene autoridad para poner diáconos cuando le parece. Si no hay ancianos debidamente autorizados y calificados (1 Tim. 3:1-7), está contra la voluntad de Dios. Un Anciano y un Diácono formalmente deben saber la responsabilidad para cada uno: Predicar, enseñar, visitar, fiel sobre todo - es decir de los primeros y no de los últimos.

Hermanos, estudiemos en amor cada uno de estos importantes asuntos, porque si fallamos en UN PUNTO seremos culpables de todos (Sant. 2:10).

La Palabra ORGANIZACION, según el diccionario de la lengua española, es "La acción de organizar" y "organizar" es: equipar con órganos (es decir poner en orden los órganos para que su función sea efectiva y correcta.)

 

EL MINISTERIO DE JUAN EL BAUTISTA (Marcos 1:1-11)

ESTUDIOS BIBLICOS PARA JOVENES Y ADULTOS. El objeto de estas series es enseñar la doctrina cristiana. En cada edición aparecerán ciertas preguntas y observaciones que podrán ser empleadas como base de Estudios Bíblicos para jóvenes y adultos en las diferentes congregaciones.

Versículo para memorizar: "Arrepentíos porque El Reino de los Cielos se ha acercado" (Mateo 3:2).

Tiempo: 26 A. D.

Lugar: El desierto de Judea. Una salvaje, montañosa e inhospitalaria región al Oeste del Mar Muerto en la parte inferior del Jordán.

Personajes: Jesús, Juan el Bautista, el pueblo de Judea y Jerusalén.

El evangelio de San Marcos principia con las preparaciones que hace Juan el Bautista para el trabajo de Jesucristo. Juan era el hijo de Zacarías el pastor y de su anciana esposa Elizabet. Su nacimiento fue casi milagroso porque sus padres ya habían pasado la edad normal para tener hijos. Su nombre fue Juan y después que comenzó a bautizar a la gente se le llamó Juan Bautista o Juan el Bautizador. Juan tenía seis meses más que Jesús, también era primo de nuestro Señor. Los profetas en el Antiguo Testamento habían profetizado que se levantaría a preparar el camino a Jesucristo. Parte de la profecía concerniente a la venida de Jesucristo era que El seria precedido por uno que vendría primero en la misma forma como los oficiales van adelante en la comitiva de un Rey, y que él sería el Elías del Nuevo Testamento (Mal. 4:5). Juan fue el exacto cumplimiento de esta profecía.

El vivió en el desierto en una región inhabitada de Judea a lo largo de Jordán en la misma forma que un pobre podría vivir en el desierto. Estaba vestido con el tosco traje que en las escrituras llaman "saco”. Era un traje muy pobre pero admirable para protegerlo del frío y de la lluvia. Este manto de saco estaba ceñido con un cordón de cuero. Su alimento consistía en langostas - lo que es una abundante y buena comida cuando se tuesta - y miel silvestre.

Este método de vida requería muy poco cuidado y le permitía amplia libertad para dedicarse de lleno a su trabajo.

LA PREDICACIÓN DE JUAN

Juan comenzó su trabajo de predicación y bautismo en el desierto de Judea. El se llamó a si mismo "La voz de uno que clama en el desierto". Predicó al pueblo: "Preparaos para la venida del Señor". Todo el pueblo de Judea y Jerusalén iba a oír al profeta. Los Judíos habían esperado por mucho tiempo la venida del Mesías. El anuncio que el tiempo estaba cercano, conmovía a todos, ricos y pobres, jóvenes y doncellas, pecadores empedernidos, fariseos, sacerdotes, hacendados, pecadores, mendigos y publicanos - toda clase de hombres y mujeres iban a oír a Juan predicar. Juan predicó "el bautismo de arrepentimiento y remisión de pecados". El arrepentimiento es el cambio total de la mente y del corazón en cuanto se refiere al pecado. El arrepentimiento se produce cuando sentimos pena por haber pecado, y eso da como resultado un cambio total de vida y conducta. Juan predicó el bautismo del arrepentimiento. Esto significa un bautismo que surge por el arrepentimiento. Las personas debían arrepentirse antes de ser bautizadas.

Este bautismo que Juan efectuaba en el Río Jordán era para perdón de los pecados. La remisión de los pecados significa la liberación del castigo del pecado. Estas personas ya creían en Dios. Para que pudieran estar listas a recibir a Cristo era necesario que se arrepintieran y fueran bautizadas para que así sus pecados pudieran ser olvidados. En esa forma estarían preparadas para recibir el evangelio en su totalidad tan pronto corno Cristo viniera. Juan también exigía que las personas confesaran sus pecados. El mero acto de bautizarse en sí mismo era una confesión de pecados. Y era una confesión que se habían apartado de los pecados del pasado, y estaban ahora listos para enterrar el pasado para poder vivir una nueva vida. El que realmente se arrepiente, confiesa sus pecados a Dios.

Juan declaraba que su propia persona carecia de importancia. El era simplemente "una voz que clamaba en el desierto". Predicaba que uno muy superior venía detrás de él, uno a quien él no era digno ni de desatarle sus zapatos. Era en esa época el trabajo del sirviente más humilde el amarrar o desatar las sandalias de los amos. La naturaleza de Jesús y su trabajo era inmensamente mayor que Juan y su trabajo, y es por eso que él declaraba ser un sirviente si le comparara con Jesús. Juan solamente podía enviar a los hombres al Gran Médico, pero Jesús podía curar la enfermedad del pecado. Juan tenía poder para bautizar a los hombres en agua, pero Jesús tenía poder para bautizarlos con el Espíritu de Dios.

Mientras Juan estaba predicando, Jesús vino de Nazaret, una distancia superior a sesenta millas para ser bautizado. Juan al principio rehusó bautizar a Jesús. Juan bautizaba a los pecadores. Cristo no era un pecador, pero El exigió ser bautizado con objeto de identificarse con aquellos que aceptaban los mandamientos de Dios. Jesús no fue bautizado para ser salvo, ni fue bautizado porque ya era salvo - El nunca fue culpable de ningún pecado. Fue bautizado como un ejemplo para toda la humanidad, para que así El pudiera "cumplir toda justicia". Cuando Juan había bautizado a Jesús, los cielos fueron abiertos y el Espíritu de Dios descendió sobre El. Dios habló desde el cielo y dijo: "Tu eres mi Hijo amado, en ti tengo contentamiento". Este fue el principio del ministerio personal de Jesús. Juan había cumplido su gran misión de preparar al pueblo para recibir a Jesús y lo señaló a ellos. Tres veces durante el ministerio del Señor en la tierra, Dios habló desde los cielos señalándolo como el Hijo de Dios - en su bautismo, en su transfiguración (Marcos 9:7), en el templo durante la última semana (Jn. 12:28). Debe haber sido muy satisfactorio para Jesús el oír la voz de Dios aprobando su acción, y debe haber sido un gran gozo para Juan el que a él se le hubiera permitido bautizar a Cristo.

1. - ¿Cómo principia el evangelio de Marcos?

2. - ¿Quienes fueron los parientes de Juan?

3. - ¿Porqué fue considerado su nacimiento casi milagroso?

4. - ¿Era mayor Juan que Jesús?

5. - ¿Cual fue la profecía del Antiguo Testamento concerniente a Juan?

6.- ¿ Dónde vivió Juan?

7.- ¿Qué clase de vestidos usó Juan?

8.- ¿Qué clase de alimento comía?

9.- ¿Cómo se llamaba Juan a si mismo?

10.- ¿Quiénes vinieron a oír su predicación?

11.- ¿Qué predicó Juan?

12.- ¿Qué es el arrepentimiento?

13.- ¿Qué produce el arrepentimiento?

14.- ¿Cuál es el bautismo del arrepentimiento?

15.- ¿ Qué significa la remisión de los pecados?

16.- ¿Qué es el bautismo?

17.- ¿Confesión de qué es el bautismo?

18.- ¿En qué forma se comparó Juana Jesús?

19.- ¿Qué clase de bautismo podía dar Jesucristo?

20.- ¿Porque Juan al principio rehusó bautizar a Jesús?

21.- ¿Porqué fue Jesús bautizado?

22.- ¿En que forma descendió el Espíritu sobre Jesús?

23.- ¿Qué dijo Dios desde el cielo?

24.- ¿Cuántas veces públicamente Dios confesó a Jesucristo?

25.- ¿Qué es lo que constituyó un gran gozo para Juan?

 

DEL CAMPO DE LABOR

NOTICIAS, PUNTOS DE VISTA Y COMENTARIOS.

L. Haven Miller de Abilene, Texas, E. U. A. recientemente hizo un viaje a España durante el mes de Diciembre. Condujo clases de entrenamiento y predicó a varias congregaciones independientes en aquella nación.

 

Antes de la visita del Hno. Miller, Ernest J. Summerlin acompañó al Hno. Juan A. Monroy de Madrid, España, en una jornada evangelística extensiva por España y Marruecos. De acuerdo a sus reportes, muchas congregaciones independientes existen en esas áreas. Estos grupos de creyentes están interesados en seguir las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo aparte de las últimas enseñanzas de hombres falibles. Muchos de estos miembros han sido duramente amonestados y algunos encarcelados a causa de su fe. El gobierno reconoce una religión como religión oficial y pone muchas restricciones y castigos a aquellos que siguen sus propias convicciones.

Estamos por empezar un nuevo año y todas las cosas que nos rodean parecen haber sido hechas para nuestra alegría y felicidad. Tal es el sentimiento que expresan nuestros hermanos que nos escriben de diferentes partes del Continente Americano, que no podemos más que concordar con ellos y dar gracias a Dios. Los frutos que son recogidos hasta el último segundo del año son motivo de gozo para todos, sabiendo que lo que es hecho, es hecho para el Señor.

 

TEODORO VALLEJO: Cd. Victoria, Tamps.

"Aprovecho para comunicarle, que el día 13 de del presente mes (diciembre), fueron bautizadas para perdón de pecados las personas siguientes: Mercedes Guajardo de Miranda y Domingo Atilano". El hermano Vallejo envía $30. 00 (treinta pesos) "como una pequeña cooperación para La Voz Eterna” lo cual agradecemos, y, rogamos a Dios multiplique sus bendiciones a la congregación en Victoria, Tamps.

 

ROBERTO PEREZ: Quillota, Chile.

Por la carta del hermano Pérez concluimos que han estado muy activos trabajando en la Viña del Señor, el esfuerzo de los cuales ha fructificado en el alma de María Irene Molina. Los datos que nos envía son: del 15 al 22 de noviembre tuvieron una serie de estudios bíblicos con los jóvenes de la congregación. Desde el 23 en el mismo mes, otra serie con el predicador de la Iglesia de Cristo en Lirna, Perú, el Hno. Glen Kramar.

Tienen predicaciones en tres lugares diferentes: Santiago, Talca y Quillota, alternando todas las semanas los predicadores: Felipe Morgan, Efrain Pérez y Roberto Pérez. En verdad que es un esfuerzo mayúsculo. Ojalá todo lo hecho y por hacer sea aprovechado debidamente para Su gloria.

 

ISABEL CEPEDA: S. Jiménez, Tamps.

Hemos recibido con la carta del Hno. Cepeda un giro por la cantidad de $26.00 (veintiséis pesos) como pago de subscripción de “La Voz Eterna". Con gusto le enviaremos los ejemplares que necesita. Esperamos sean útiles en aquella comunidad donde trabaja.

También querernos agradecer las palabras amistosas y de aliento que han expresado nuestros hermanos que nos escriben de diferentes partes de la República Mexicana. Nosotros, como todos, caminamos en pos de la realización de nuestros proyectos, basados en las promesas del Padre.

 

A continuación, incluirnos el informe anual del hermano Adolfo Franco L. uno de los predicadores en el estado de Guanajuato

"Bautismos no tuvimos ahora, solo 2 restauraciones el día 15 de Julio de 1964. Membresía: 25, cambiaron de residencia 4, se ignora el paradero de 2. Promedio de asistencia Día del Señor: 36; niños en la escuela bíblica: 15. Cultos celebrados durante el año: 209, e infinidad de folletos y tratados repartidos y 4 Biblias bien colocadas. Ofrenda durante el año: $564.00 pesos.

 

DE FUENTES FIDEDIGNA hemos sabido que el hermano Pedro R. Rivas, de Torreón Coahuila, uno de los hombres que más aman la obra del Señor aquí, en la República Mexicana, ha enfermado gravemente. El 25 de Diciembre fue trasladado a la ciudad de Huston, Texas donde hasta el tiempo de escribir esta crónica, está bajo el cuidado médico. Parece que ha mejorado un poco, sin embargo será necesario someterlo a una operación quirúrgica y permanecer unas semanas más en aquella ciudad. Pedimos a todos sus oraciones a Dios por la salud del querido hermano Rivas quien se ha esforzado tanto por el engrandecimiento del Reino y cuya fidelidad ha sido probada y apreciada por muchos, tanto en México como principalmente por los que viven al norte del Continente Americano.

 

UNA CARTA HEMOS recibido del hermano Héctor Villarreal, quien vive con su familia en la ciudad de Fresnillo, Zac. El hermano ha tomado la subscripción de La Voz Eterna por un año, y ya le estamos enviando el material que ha pedido, con la esperanza de que le será muy útil en la enseñanza preciosa de la Salvación. Nos alegramos de que él y su familia estén cooperando con el hermano Cosío, difundiendo el Mensaje que Cristo nos legó. Que nuestras oraciones sean en amor fraternal, suplicando a Dios nos de esfuerzo para rendirle el fruto que El espera de nosotros, es nuestro fervoroso deseo.

 

TENEMOS AHORA CORRESPONDENCIA del hermano J. Concepción Osorio, predicador en la Ciudad de Hermosillo, Son. Dejamos la palabra a el:

 

"AQUI EN HERMOSILLO seguimos trabajando con mucho entusiasmo en la Obra del Maestro y Salvador de nuestras almas; hay muy buenas esperanzas de que muchas almas obedezcan a Cristo. No les conocemos físicamente pero en el espíritu estamos con ustedes ... Estamos en plenas vacaciones escolares y hemos visto que su periódico "La Voz Eterna" nos sería de muy buena ayuda para las clases de los niños... Quisiera estar siempre.en contacto con ustedes para estar recibiendo este valioso periódico".

Nota: este foto sólo es de valor histórico - estas direcciones y precios son obsoletos

Copyright © 2001-2017 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos