LOS ANCIANOS: LOS REQUISITOS
 

Las fuertes responsabilidades que descansan sobre los hombros de los ancianos necesariamente implican altas cualidades de carácter. Cualquier grupo de hombres que sean investidos de poder para pastorear una congregación debe estar capacitado de corazón para cumplir con ese deber. Muy poca atención ha sido dada a las cualidades o requisitos de los ancianos. Los ancianos mismos han descuidado estos requisitos. Las congregaciones también los han pasado por alto. Muchos hombres que se promueven a sí mismos buscando preeminencia y prominencia se han establecido por sí mismos, como ancianos, con la ayuda de ciertos políticos que actúan en la iglesia. Sólo mal puede obtenerse cuando se ha seguido este curso. Ha llegado el tiempo de hacer una reforma en el obispado de la iglesia. Los requisitos, como son dados en el Nuevo Testamento, no deben ser ignorados.

Los requisitos para los ancianos son dados in 1 Timoteo 3 y Tito 1. Estas dos listas de requisitos pueden ser estudiadas para el beneficio de todos. Son divididas en dos clases, los requisitos positivos y los requisitos negativos. El Espíritu Santo ha mencionado estos requisitos con tal énfasis que no pueden ser mal interpretados. El obispo debe ser "irreprensible","hospedador", "marido de una sola mujer", "sobrio", "prudente", "decoroso", "apto para enseñar". Estos son unos de los requisitos o cualidades positivas de un anciano. Se agrega que "gobierne bien su casa" y que "tenga buen testimonio de los de afuera". Algunos de los requisitos negativos son: "no dado al vino", no pendenciero", "no codicioso de ganancias deshonestas", "no soberbio", "no iracundo".

Hay pocas cualidades dadas para los ancianos que no pertenecen a todos los cristianos. A veces se dice que ningún hombre puede alcanzar el alto nivel de conducta que se describe por el Espíritu Santo que dio estos requisitos. El Espíritu Santo nunca ha requerido del hombre algo que no sea capaz de hacer. Dios nos anima a que alcancemos estas cualidades. Hubo hombres según el Nuevo Testamento que llenaron estos requisitos. Hombres que fueron convertidos al cristianismo del ateísmo pronto fueron candidatos para obispos; pronto asumieron a la posición en que mostraron poseer las cualidades que habían sido establecidas. Si hombres que fueron convertidos de la idolatría podían pronto llenar estos requisitos, ¿por qué es que hombres que son formados en hogares que creen en Dios no llegan a ser ancianos ahora? Tenemos que concluir diciendo que había en ese tiempo hombres que llenaban los requisitos; de otra manera el Espíritu Santo no hubiera dado esta lista de cualidades ni hubiera instruido a Timoteo y Tito que nombraran a tales hombres como ancianos. El hecho que el obispado había de continuar, que es un elemento característico de la iglesia del Nuevo Testamento, es una prueba positiva de que los hombres pueden alcanzar los altos requisitos para los ancianos el día de hoy.

Los obispos eran elegidos entre los hombres de mayor edad. Venían de esa clase de miembros de la iglesia que estaban bien establecidos a causa de sus convicciones y conducta, y que se habían rendido a las enseñanzas de Jesucristo. Si una iglesia sigue las enseñanzas de Cristo por un periodo largo de tiempo, pronto desarrollará hombres competentes que ejerzan el obispado. Cuando Pablo y Bernabé hicieron su primer viaje misionero, dejaron Antioquía y se fueron a Pafos, luego a Perge, luego a Antioquía de Pisidia, luego a Iconio, después a Listra y luego a Derbe. De aquí retornaron y visitaron de nuevo cada iglesia que fue establecida. Y en su regreso leemos que "constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído" (Hechos 14.23).

Estas iglesias en que Pablo y Bernabé establecieron ancianos no eran muy antiguas. No podemos determinar cuanto tiempo le llevó a Pablo su primer viaje misionero. Muchos eruditos piensan que no le tomó más de tres años. Ninguna de las iglesias donde él constituyó ancianos en ese tiempo tenían más de tres años, e Iconio no podía haber tenido más de un año de establecida. Estas iglesias estaban compuestas de unos cuantos judíos convertidos, pero la mayoría de los conversos eran gentiles. Una iglesia compuesta de judíos conversos y gentiles no más antigua que un año había reunido las condiciones necesarias para que hubiera ancianos. Esto demuestra que se puede hacer hoy también. Nadie puede asegurar que estos ancianos mencionados aquí fueron seleccionados milagrosamente por el Espíritu Santo. Semejante interpretación carece de fundamento.

Hay quienes se han desanimado de servir como ancianos cuando comprenden en qué consisten los requisitos dados por Dios. Sin embargo no deben desanimarse, sino antes bien esforzarse por alcanzar estas cualidades. Otros argumentan que tales cualidades no se pueden hallar hoy en ningún hermano y que los ancianos elegidos deben contribuir unos con unas cualidades y otros con otras para hacer un juego completo. Sin embargo los requisitos que se piden en el Nuevo Testamento son exigidos de cada hombre. ¿Por qué no ha de tener un hermano buen testimonio de los de afuera? ¿Por qué no ha de tener una conducta elevada aunque aquellos que no aceptan la religión no vean ningún mérito en su carácter? ¿Por qué no ha de ser apto para enseñar, templado, irreprensible y santo?

Los ancianos han de pastorear la grey. Tienen que poseer las mejores cualidades que corresponden a la madurez espiritual según Cristo Jesús. La sabiduría de Dios ha determinado que aquellos hombres que se acercan más a la perfección sean los que se hagan cargo de cuidar la iglesia. Los hombres que han de alimentar a la grey y proteger los intereses espirituales de todos los miembros de la iglesia deben ser hombres que posean una poderosa fe en Dios, una concepción clara de la verdad y una fidelidad absoluta a nuestro Señor. Los hombres que sean investidos de autoridad del Señor Jesucristo deben ser hombres que amen la justicia, tengan valor, convicción y que se puedan dominar a sí mismos. Hombres que han sido escogidos por el Espíritu Santo para disciplinar a los que andan en desorden, deben ser hombres que ponen el ejemplo de buena conducta y que velan por el bien del alma humana.

- Harris L. Goodwin

La Voz Eterna, Agosto 1979  

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos