PREDICANDO A LOS ESPÍRITUS ENCARCELADOS
  
"Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé..." (1 Pedro 3.18-20).

En el pasaje anterior, Pedro hace una afirmación de la muerte vicaria de Cristo. Cristo murió por los pecados y esos pecados no eran los suyos. El murió por nuestros pecados; murió para poder llevarnos a Dios. La expresión "muerto en la carne, pero vivificado en espíritu" es una continuación de la discusión concerniente a la muerte de Cristo. En su muerte murió en cuanto a la carne, pero fue vivificado según el espíritu. En el griego aparece más bien un vívido contraste entre la carne por un lado, y el espíritu por otro lado. Parece seguro que Pedro hace referencia al cuerpo físico de Jesús y al espíritu que moraba en ese cuerpo. En la narración de Mateo en cuanto a la muerte de Cristo, dice que Jesús "entregó el espíritu" (27.50). Lucas nos informa que Jesús oró "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu" (23.46). Juan dice: "Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu" (19.30). Hay quienes han pensado que por "espíritu" Pedro quiere decir la designación dada al Espíritu Santo que restauró la vida a su cuerpo tres días más tarde. Sin embargo, en vista del fuerte contraste que es hecho entre la carne y el espíritu, parece ser seguro que Pedro se refiere al espíritu personal de Jesús y no el Espíritu Santo.

La frase "siendo a la verdad muerto en la carne" ciertamente se refiere a lo que le sucedió al cuerpo físico de Jesús. ¿Qué quiere decir "vivificado en espíritu"? El verbo griego zoopoico, del cual "vivificar" es traducido, quiere decir algo que produce vida o que da vida. Thayer dice que en el presente pasaje quiere decir "avivar en lo que respeta al espíritu, dotado con nuevos y más grandes poderes de vida". Puede verse que el significado del verbo no es confinado a otorgar vida a algo que está muerto. Tomando el significado "hacer vivir" o "dar vida", quiere decir que el espíritu continuó embutido con vida al momento que el cuerpo de Cristo murió. Su espíritu nunca murió, nunca cesó de vivir, sino que continuó viviendo.

¿Cuál es el significado de la frase "en el cual también fue"? Evidentemente quiere decir "en espíritu fue", es decir que Cristo fue en el mismo espíritu que continuó viviendo al momento que su cuerpo murió.

Pero, ¿cómo fue Cristo en espíritu a predicar a los espíritus encarcelados? Un punto de vista popular dice que el espíritu de Cristo predicó a través de Noé en los días anteriores al diluvio. Aquellos que sostienen este punto de vista dicen que Pedro no menciona que Cristo haya predicado durante el intervalo de tres días mientras su cuerpo estaba en la tumba, sino que solamente dice que el espíritu de Cristo fue y predicó. También hacen referencia a una declaración anterior de Pedro, en la cual había dicho que el espíritu de Cristo estaba en los profetas y que les reveló a ellos la sustancia de sus profecías (1 Pedro 1.11). Los que sostienen este punto de vista consideran que la "cárcel" o prisión se refiere al mundo del Hades y citan 2 Pedro 2.4,9; Judas 6 y otros pasajes que indican esto. Sin embargo sostienen que Pedro quiere decir que los espíritus están en prisión al tiempo que él escribe y no al tiempo que fue hecha la predicación.

Una variación tiene que ser notada en el argumento de algunos que sostienen que esos espíritus estaban en prisión mientras estaban viviendo en la tierra, interpretando que estaban sujetos al pecado. Se apela a Lucas 4.18 que dice "me ha enviado... a pregonar libertad a los cautivos". Este otro punto de vista pone a Cristo predicando por medio de Noé a la gente que estaba prisionera del pecado. Una declaración de Pablo se usa a veces en esta conexión. Habla de Cristo predicando "las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca" (Efesios 2.17). Pablo no hace referencia a cualquier predicación hecha personalmente por Cristo. Está haciendo mención de la proclamación del evangelio hecha por los apóstoles y otros hombres inspirados del primer siglo. Esto muestra que un pasaje puede estar expresando que Cristo está predicando, cuando de hecho, la predicación se esté efectuando por sus representantes. De igual manera, los partidarios del punto de vista que ahora está bajo discusión dicen que la predicación fue hecha por Noé; pero en realidad era Cristo quien predicaba a través de él.

El punto de vista anterior es razonable y no va en contra de pasajes claros que estén en otra parte de la Biblia. Es cierto que Pablo hizo referencia a la predicación apostólica y que atribuyó dicha predicación a Cristo. Entonces puede decirse que Cristo fue y predicó cuando se hace referencia a Noé, un predicador inspirado del Antiguo Testamento. Noé fue un "pregonero de justicia" (2 Pedro 2.5). También es verdad que los espíritus sujetados por el pecado pueden ser considerados como "espíritus encarcelados". O puede ser que Pedro tomó por "prisión" o cárcel al mismo Hades, pero que se estaba refiriendo al estado de los muertos mientras que escribía su carta, y no el tiempo de la predicación misma.

Sin embargo, si se adopta este punto de vista, parecería mejor considerar que el "espíritu" de 1 Pedro 3.18 se refiere al Espíritu Santo y no el espíritu personal de Cristo. Pablo se refirió al Espíritu Santo como "el Espíritu de Cristo" (Rom. 8.9). Pero no parece que el "espíritu" del pasaje en cuestión pueda ser interpretado de esta manera, porque está muy claro que Pedro se está refiriendo al espíritu de Jesús en contraste con su cuerpo físico. El "Espíritu de Cristo" en 1 Pedro 1.11 designa al Espíritu Santo y no al espíritu personal de Cristo. El espíritu que inspiró la predicación de Noé podría ser entonces el Espíritu Santo y no el espíritu propio de Cristo.

Un punto de vista que no requiere mucha discusión es aquella de que Cristo, en el espíritu, durante el intervalo entre su muerte y resurrección fue al Hades e hizo una oferta de salvación a unos cuantos que no tuvieron oportunidad de oír el evangelio mientras estaban en la tierra. Pero no hay nada en las Escrituras que pueda apoyar el hecho que haya otra oportunidad después de la muerte. Y es más, este punto de vista va en contra de los pasajes que enseñan que el juicio será de acuerdo a las obras hechas en el cuerpo (por ejemplo, Mat. 25.31-46 y 2 Cor. 5.10).

Otro punto de vista, el cual le parece al que esto escribe más sostenible, es que Cristo fue en espíritu durante el intervalo de tres días que su cuerpo permaneció en la tumba, y predicó a los espíritus desobedientes del dominio del Hades. Si este punto de vista es acertado entonces la proclamación debió ser hecha delante de una audiencia mucho mayor que sólo los espíritus desobedientes del tiempo de Noé. Puede ser que Pedro haga mención sólo de éstos porque toma a Noé y su salvación como una ilustración. La declaración de Pedro concerniente a los antidiluvianos no descarta la posibilidad de una proclamación a los espíritus desobedientes de otras épocas,

El verbo traducido "predicó" en 1 Pedro 3.19 no viene del verbo que significa la predicación del evangelio sino de uno que quiere decir proclamar o anunciar. La idea no corresponde a aquella de predicar el evangelio con el fin de dar una oportunidad de obediencia. Todo lo que el pasaje dice es que algún tipo de anunciación fue hecha.

Pablo sugiere que Cristo descendió "al abismo" al tiempo de su muerte (Rom. 10.7). Pablo también enseñó que Cristo descendió a "las partes más bajas de la tierra" y que "subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad" (Efesios 4.8,9). De nuevo, Pablo está hablando de la exaltación de Cristo hasta el cielo y que le es dado un nombre que está sobre todos los nombres, "para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra" (Filipenses 2.9,10). ¿Acaso no parece que Cristo haya hecho algún tipo de proclamación en cuanto a su soberanía sobre el mundo espiritual y de su victoria sobre los poderes del mal y la muerte? Posiblemente esa proclamación estuvo en conexión con la universalidad de su victoria. No sabemos con seguridad pero esto es algo que da que pensar.

- Raymond C. Kelcy

La Voz Eterna, Abril 1974
Índice de Estudios
(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna